San Juan Bautista, oportunidad de encuentro entre judíos y cristianos

Unos días antes de la festividad del nacimiento de San Juan Bautista, el 21 de junio, el convento de EinKarem albergó una jornada de reflexión sobre la figura del santo en colaboración con la comunidad judía local.

Organizado por los frailes del convento de San Juan en Montana en colaboración con el consejo ciudadano de EinKarem representado por AlonOrion, el evento está obteniendo cada vez más éxito año tras año.  El Custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, presentó la jornada de conferencias dando la bienvenida a la comunidad judía. El Custodio, en su intervención, recordó el 800 aniversario del encuentro de San Francisco con el sultán, subrayando la importancia de este evento desde un punto de vista espiritual, histórico y de diálogo interreligioso.  “Que esta iniciativa”, comentó fray Patton en la clausura, “sea una cita anual y un pequeño símbolo de lo que podemos compartir y construir juntos, judíos y cristianos, caminando en el sendero de la paz en nombre de Juan el Bautista”.

El rico programa de la jornada contó con la participación de numerosos expertos, empezando por el Dr. Adolfo Roitman, responsable del “Santuario del Libro”, un ala del Museo de Israel, que habló de Juan el Bautista entre Teología y Geografía.  Posteriormente, fue el turno del Dr. Shimon Gibson, profesor del departamento Practice in theHistory de la Universidad de Carolina del Norme, que disertó sobre las cuevas de San Juan cerca del kibutz en el área de Tzova. A continuación, intervino el franciscano fray ApolinarySzwed, que contó la experiencia de la vida franciscana y el servicio que llevan a cabo en Tierra Santa. Para concluir, AlonOrion, representante de consejo ciudadano de EinKarem, habló de videntes, anunciadores y profetas.  Al final de las conferencias hubo un almuerzo compartido y un concierto del Instituto Magnificat, la escuela de música de la Custodia dirigida por fray Alberto Pari.

Fray Severino Lubecki, director de la Casa Nova de EinKarem y organizador del evento, señalaba la importancia de este acto: “hemos alcanzado ya el tercer encuentro y recuerdo bien los comienzos: hace seis años, cuando llegué, hablamos con el jefe del consejo municipal para solicitarle reuniones con el fin de mejorar el conocimiento y la colaboración entre nuestras comunidades y para pensar en eventos en los que involucrar a la comunidad local durante la fiesta principal del pueblo, la de San Juan. Desde hace tres años organizamos este evento, cuyo número de participantes ha ido aumentando constantemente, algo que nos hace muy felices”.  Fray Lubecki también agradeció al Custodio el compromiso de la Custodia, que se concreta tanto en la presencia de frailes en las conferencias como en los participantes en la jornada festiva, o en el apoyo para continuar este trabajo organizativo. Recientemente, de hecho, se ha añadido también una celebración en el periodo navideño. 

“Creo que la paz procede de las relaciones; los políticos saben cómo separar a las personas, naciones, culturas y religiones diferentes”, comentó AlonOrion. “Yo creo que somos más parecidos que diferentes y cuando encontramos un lugar donde poder encontrarnos, se desarrolla fácilmente una relación de amistad que se puede llevar a nivel comunitario, nacional y también internacional. La Tierra Santa está llena de culturas y tradiciones, y lo que a mí me resulta fascinante es mezclarse y dejar que las diferencias nos enriquezcan”.

Giovanni Malaspina