Washington D.C.: el Custodio en la conferencia sobre el santo y el sultán

 Father Custos (at right) the Apostolic Nuncio to the United States, Archbishop Christophe Pierre (at left) and (in center) Imam Mohamad Bashar Arafat
Father Custos (a destra) Il Nunzio Apostolico negli Stati Uniti, l'Arcivescovo Christophe Pierre (a sinistra) e (al centro) l'Imam Mohamad Bashar Arafat

El jueves 7 de noviembre el Custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, participó en la conferencia de la Catholic University of America de Washington D.C., titulada “El sultán y el santo: el viaje espiritual del encuentro del cambio”.

El Custodio comenzó recordando un pensamiento de San Francisco que dice: “¡el enemigo nunca está frente a nosotros, sino dentro de nosotros!”.  Quien está frente a nosotros es un hermano, que sigue siendo un hermano incluso cuando profesa otra religión; que sigue siendo un hermano incluso si es un adversario, un ladrón o un lobo; sigue siendo un hermano o una hermana incluso cuando Francisco se encuentra con las distintas criaturas, animadas o inanimadas”.
Sugirió que este aniversario “nos ayuda a recuperar los méritos y la visión desde una perspectiva diferente y alternativa, que es la del encuentro entre personas de distintas civilizaciones y religiones”. Para los frailes de Tierra Santa, el “diálogo no es tanto teórico, sino que está ligado a la vida cotidiana, a los lugares y situaciones concretas en que vivimos”.

Fray Patton ofreció ejemplos del trabajo de la Custodia, identificando su “fuerte compromiso con la educación a través de las 15 escuelas franciscanas de Tierra Santa que educan a unos 10.000 estudiantes”. Las escuelas, dijo, “son sin duda el lugar donde existen más oportunidades de entablar el diálogo”, y señaló que “son reconocidas como modelo de convivencia y diálogo interreligioso y contribuyen a crear y promover un clima de convivencia pacífica entre la mayoría musulmana y la minoría cristiana presente en la mayor parte de las ciudades en que vivimos y trabajamos”. En nuestras escuelas “vemos el diálogo en la vida cotidiana. El conocimiento mutuo forma parte de este diálogo”.

 “A nivel académico”, explicó el Custodio, “el diálogo cultural se lleva a cabo en el Centro Franciscano para Estudios Cristianos Orientales en el Cairo, especializado precisamente en estudios cristianos orientales.  Es también un lugar de diálogo interreligioso con el mundo islámico, ya que muchos estudiantes de la Universidad Al Azhar frecuentan nuestra biblioteca allí, para estudiar autores y textos históricos medievales cristianos y franciscanos que tratan principalmente sobre el periodo de las Cruzadas”. 

Para concluir, fray Francesco declaró: “Hoy es nuestro deber contar de nuevo la historia de este encuentro y garantizar que el espíritu de esa reunión impregne la forma en que vivimos en Tierra Santa y cómo podemos influir en la cultura de los que viven en Occidente”.
Por la tarde, se unió al padre Custodio el nuncio apostólico de los Estados Unidos, el arzobispo Christophe Pierre y el imán Mohamad Bashar Arafat, líder espiritual y fundador de Civilizations Exchange and Cooperation Foundation (Fundación para el intercambio y la cooperación de las civilizaciones) en Baltimore, Maryland.

En el programa de la mañana, el franciscano fray Michael Calabria, de la Universidad de San Buenaventura, presentó una panorámica de las fuentes del encuentro entre Francisco y el sultán, observando que “existe el riesgo de leer las fuentes de manera demasiado literal, así como el de usar la historia en lugar de la hagiografía”.  El padre Michael también revisó brevemente la vida y la espiritualidad del sultán al-Malik al-Kamil, destacando su familiaridad con los cristianos en su contexto contemporáneo en Egipto y sus esfuerzos para alcanzar la paz con las fuerzas armadas europeas, inicialmente rechazada por el legado del papa, pero que se logró con el emperador Federico en 1229.

La conferencia en la Catholic University of America fue patrocinada en parte por el monasterio franciscano de Tierra Santa de Washington, D.C. y fray Jim Gardiner, que vive y trabaja en el monasterio, formó parte del comité organizador.
 

Greg Friedman, OFM