El Terra Sancta Museum de Nazaret

De la Edad del Bronce al periodo romano, de la época cruzada a la era moderna: el Terra Sancta Museum de Nazaret relata todas las etapas del territorio donde se encuentra el actual santuario mariano. El museo arqueológico, creado después de las excavaciones de los años cincuenta en la basílica de la Anunciación y en la iglesia de San José, es una parada que no deben perderse los muchos peregrinos que visitan Nazaret todos los días.

«Trabajo desde hace más de treinta y cinco años como guardián en el museo y con frecuencia también acompaño a los grupos en su visita», comenta Edwardo Mussalam.
Para poder acceder al museo los visitantes deben comprar la entrada en la pequeña tienda a la entrada del patio de la basílica y después cruzar una pequeña verja.  Desde allí se encuentran directamente en un complejo de casas-cueva, que constituyen los restos de un pueblo del siglo I d.C.  Objetos de ese periodo, pero también objetos que datan de la Edad del Bronce primera y media, se conservan en la sala del museo adyacente.  Son el resultado de las investigaciones arqueológicas dirigidas en primer lugar por el padre Benedict Vlaminck en 1892, continuadas después por Prosper Viaud en 1889 y 1907-1909, hasta llegar al padre Bellarmino Bagatti, que se hizo cargo de 1995 en adelante.  A ese periodo se remonta la construcción de la actual basílica de la Anunciación, en el lugar de la anterior iglesia del siglo XVIII.

«Tenemos muchos grupos de italianos y de españoles, pero también muchos de otras partes del mundo deberían conocer este pequeño museo», continúa el guardián del espacio expositivo, originario de Nazaret.
La gran cantidad de piezas de cerámica conservadas por los franciscanos muestra que el lugar ya estaba habitado desde el 1000 a.C., en la época del rey David.
Entre los objetos de gran valor expuestos se encuentra también la importantísima inscripción XE MAPIA, “Khaire Maria”, es decir, Ave o María.  Se trata del testimonio más antiguo del nombre de la Virgen (anterior al 324), inscrita en griego en la base de una columna.

Las verdaderas joyas del museo de Nazaret son cinco capiteles de época cruzada, de gran importancia para la historia del arte medieval. Fueron realizados para la basílica de la Anunciación tras el terremoto de 1170 y probablemente nunca se colocaron en su lugar de destino antes de 1187, año en que el ejército de Saladino conquistó la mayor parte de los territorios latinos de Tierra Santa.  Los episodios representados en los capiteles están relacionados con la vida de los apóstoles Pedro, Santiago el Mayor, Tomás y Mateo.  Solo en 1908, gracias al trabajo de los frailes franciscanos, se encontraron los capiteles que  después se emplazaron en el museo arqueológico de Nazaret. 
Los cinco capiteles también se exhibieron en la exposición “Jerusalem 1000-1400: Every People Under Heaven”, instalada en el Metropolitan Museum of Art de New York del 26 de septiembre de 2016 al 8 de enero de 2017.

En julio de 2019 el equipo responsable de los bienes culturales de la Custodia de Tierra Santa realizó un trabajo de catalogación de los hallazgos del Terra Sancta Museum de Nazaret. El objetivo era recopilar datos y fotografías de los objetos expuestos, para incluir la información en la base de datos general de la Custodia.  Las fichas creadas, además de documentar el patrimonio arqueológico, también pueden ser consultadas por los expertos del sector con fines de estudio.
A través del Terra Sancta Museum de Nazaret, la experiencia de los peregrinos que llegan cada día a la casa de María puede enriquecerse con nociones históricas y arqueológicas.  Por eso, los franciscanos de Tierra Santa invitan a todos a visitarlo, de lunes a sábado de las 8 a las 12 y de las 14 a las 18 (en invierno, hasta las 17).

Beatrice Guarrera