Terra Sancta College: un edificio que ha visto la Historia

En los mapas de Jerusalén aún hoy aparece identificado como “Terra Sancta College”.  El imponente edificio, que se encuentra en la esquina de la plaza París (כיכר פריז‎) ha visto pasar la historia de los últimos cien años de Jerusalén. También en las últimas semanas ha estado en el centro de la actualidad, debido a su proximidad a la casa del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, que está a pocos metros de distancia, en el barrio de Rehavia. Justo fuera de su verja y en las calles adyacentes tuvieron lugar protestas y manifestaciones, recogidas en las crónicas de los medios locales e internacionales.  Son muchos los que se preguntan sobre el origen de este edificio cuya arquitectura es tan diferente del resto que se encuentran en Jerusalén Oeste.

Actualmente propiedad de la Custodia de Tierra Santa, el edificio fue construido en 1926 por la Sociedad San Pablo de Milán, una congregación religiosa italiana fundada unos años antes. Fue diseñado por el célebre arquitecto terciario franciscano Antonio Barluzzi, que decidió colocar en lo alto del edificio una estatua de la Virgen María, réplica de la de la catedral de Milán en Italia.

A partir de 1917 Jerusalén estuvo bajo mandato británico y por eso se nombró responsable del centro al sacerdote inglés padre Walmsley.  Con el nombre de “Obra Cardenal Ferrari”, estuvo en funcionamiento durante dos años como escuela masculina. Mientras que el año académico 1928-1929 la escuela contaba con 270 inscritos, de los cuales solo un centenar eran católicos, el año siguiente, que fue el último, los alumnos se redujeron a 130, distribuidos en ocho clases, entre nivel elemental y superior.  El instituto tuvo que cerrar por falta de fondos y entonces fue confiado a los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa, que nombraron director al estadounidense padre Pasquale Kinsel.

En los años treinta la escuela creció en importancia y número de matrículas. En 1936-37 los alumnos eran 360, con presencia de estudiantes de varias religiones: 85 cristianos latinos, 171 entre cristianos greco-ortodoxos, armenios, sirios, coptos y protestantes, 53 musulmanes y 31 judíos.

En 1940-41 los alumnos llegaron a 475 y después aumentaron hasta que la escuela cerró en 1947, cuando el área se convirtió en zona de seguridad británica y se prohibió el acceso. Tras el estallido de la guerra árabe-israelí de 1948, el Terra Sancta College, situado en la parte oeste de Jerusalén, se separó de la zona árabe y, por tanto, resultaba imposible para los estudiantes acceder a la escuela. Así, las actividades escolares se interrumpieron y a partir de 1949 la Universidad hebrea de Jerusalén se hizo cargo de parte de las instalaciones.

Muchos israelíes todavía lo recuerdan como sede universitaria. Muchos recuerdan los dos grandes laboratorios de biología que había en el patio y varios animales que llenaban otro laboratorio. Muchos grupos de israelíes todavía piden visitar la entrada del edificio, que se hizo famosa por una escena de la célebre novela “Una historia de amor y de oscuridad” del escritor israelí Amos Oz. Precisamente en las escaleras de la entrada de la entonces universidad es donde se encuentran los dos protagonistas del libro.

A finales de los años 90, el edificio volvió a manos de los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa, que reivindicaron su propiedad.

Hoy, en el Terra Sancta College viven algunos de los frailes franciscanos que trabajan en Tierra Santa en diversas áreas. El guardián de la fraternidad es fray Alberto Pari, director del Magnificat, la escuela de música de la Custodia, y responsable de las relaciones con el mundo judío.  En el mismo centro conviven religiosos y estudiantes del Studium Biblicum Franciscanum, además de un grupo de religiosas de la congregación de las hermanas franciscanas de la Inmaculada, que se ocupan de la gestión de la casa.

El Terra Sancta College actualmente es también la sede de la oficina de comunicación de la Custodia, que gestiona los medios oficiales de los frailes de Tierra Santa, de la redacción de la revista francesa Terre Sainte Magazine y del Christian Media Center, el centro multimedia que produce los informativos sobre Tierra Santa, retrasmitidos en varios idiomas.

 

 

Beatrice Guarrera