San Francisco en Música e Imágenes: el evento especial del Terra Sancta Organ Festival por los 800 años de la peregrinación de paz de San Francisco a Tierra Santa

Donde hay un órgano hay una iglesia, y donde hay una iglesia hay una comunidad cristiana: este es el lema del “Terra Sancta Organ Festival: Música de las iglesias de Oriente Medio y el Levante”, organizado por la Custodia de Tierra Santa, que ha alcanzado su sexto año consecutivo de actividad.

La temporada 2019/2020, que comienza el 26 de septiembre en Jordania, presenta más de 45 conciertos en más de 20 localidades, en los países donde la Custodia de Tierra Santa está presente. El programa completo puede consultarse en la web del festival www.tsorganfestival.org

Además de la programación normal, el festival propone este año un evento especial titulado “San Francisco en Música e Imágenes” (St. Francis in Music & Images”), con motivo de los 800 años desde la peregrinación de paz de San Francisco a Tierra Santa. Se trata de una selección de escenas extraídas de la película muda italiana “Hermano Sol” (1918) con acompañamiento musical relacionado con las imágenes, como se hacía en los albores de la cinematografía.  Una peculiaridad adicional es que, por primera vez en la historia de estos países, se realiza una proyección en las iglesias con acompañamiento musical improvisado al órgano. Para la ocasión se ha preparado un programa que presenta la película, pero también la espiritualidad de San Francisco. El programa, que se puede descargar en la página de inicio de la web del festival, se ha redactado en árabe para los espectadores de los conciertos en Jordania, Palestina, Siria y Líbano, en griego para Grecia y Chipre, en hebreo para Israel y en inglés para todos.

Al tratarse de una película italiana, acompañada casi siempre por organistas italianos y teniendo en cuenta también el hecho de que San Francisco era italiano, no sorprende que la mayoría de los patrocinadores de esta iniciativa sean italianos, como las embajadas de Italia en Jordania, Israel, Chipre y Grecia, y los Institutos Italianos de cultura de Atenas, Tel Aviv y Beirut.  Todos los organistas tienen una carrera internacional, como Eugenio Maria Fagiani, Ferruccio Bartoletti, Mario Mariani y Fausto Caporali. Mención especial merece el húngaro Robert Kovács, organista de la Orquesta Filarmónica de Viena (la famosa Wiener Philarmoniker), que en este contexto destaca por ser el único no italiano y, sobre todo, por haber aceptado tocar en Siria, en Damasco, Alepo y Lataquia.

Naturalmente, los trece conciertos por el 800 aniversario de la peregrinación de paz de San Francisco a Tierra Santa no agotan la oferta del Terra Sancta Organ Festival.  Entre ellos, hay que destacar los conciertos del español Juan Paradell Solé, organista del coro de la Capilla Sixtina en el Vaticano (es decir, uno de los organistas del Papa), la rumana Erzsébet Windhager-Gered (conciertos organizados en colaboración con el Instituto Rumano de Cultura en Tel Aviv) y el húngaro Levente Kuzma (conciertos organizados en colaboración con la embajada de Hungría en Tel Aviv y con la Oficina de Representación de Hungría en Ramala). 

[frc]