La parroquia de Ramla, dedicada a San José de Arimatea y San Nicodemo 

Fue identificada por los cruzados como la ciudad de Arimatea citada en el Evangelio: se trata de Ramla, a veinte kilómetros de Jaffa y cuarenta de Jerusalén. Considerada durante mucho tiempo lugar de descanso de muchos peregrinos durante su viaje, la presencia franciscana en Ramla se remonta al 1296. La iglesia latina actual está dedicada a San José de Arimatea, el hombre que ofreció un sepulcro nuevo para enterrar a Jesús (cfr. Mt 27,57-60; Jn 19,38-42), mientras que una capilla lateral está dedicada a San Nicodemo, el otro discípulo oculto de Jesús, también asociado a su sepultura (cfr. Jn 19,39).

“El calendario de la Iglesia Católica prevé la fiesta de San Nicodemo y San José de Arimatea el 31 de agosto, pero nosotros, en la Iglesia de Tierra Santa hemos pedido al Patriarca Latino que vincule esta fiesta a la Pascua porque los dos santos están ligados al entierro de Cristo y a la Resurrección”. Así explica fray Abdel Masih Fahim el motivo de la alegría de estos días en la iglesia latina de Ramla, de la que es párroco. La fiesta de los dos santos, de hecho, se celebró el sábado de la tercera semana de Pascua, gracias a un decreto del Patriarca Latino de Jerusalén. “La fiesta este año incluyó misa solemne y actividades para los niños de catequesis y los jóvenes. Tenemos una banda de música en la parroquia y prepararon cantos especiales para esta celebración”, continúa el párroco.

Fray Abdel Masih Fahim, con la ayuda de fray Antonios Habib, gestiona la vida en el convento franciscano. “Nuestra parroquia es respetada por toda la ciudad y tenemos buenas relaciones con todos. No faltan las actividades que dan vida a nuestra escuela y nuestra parroquia”, explica el fraile.  Ramla cuenta, de hecho, con una de las escuelas más antiguas regentadas por los franciscanos de Tierra Santa, activa desde 1728.  En la actualidad, 365 alumnos, desde la clase de cuarto al segundo grado (de los 9 a los 18 años) estudian en la escuela de Tierra Santa, mientras que la primaria está dirigida por las hermanas de San José.  “El 58% de los alumnos de la escuela son cristianos, aunque somos una minoría en Ramla – explica fray Abdel Masih, que también es director de la escuela –. Aquí, en la ciudad, somos aproximadamente 4000 cristianos (1400 latinos, 300 greco-católicos y el resto de otras confesiones), 16000 musulmanes y 53000 judíos.

En este entorno multirreligioso, los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa intentan siempre mantener buenas relaciones con todos, basadas en la fraternidad y el respeto mutuo. Así, también en Ramla se llevan a cabo desde hace tiempo iniciativas para educar en el diálogo y dar testimonio de amor fraterno. “A partir del 5 de mayo, en nuestra escuela de Tierra Santa invitaremos por turnos a los alumnos de algunas clases a volver a la escuela para comer juntos el iftar, la comida con la que se rompe el ayuno del Ramadán”, continúa el sacerdote. Por tanto, compartirán este momento chicos musulmanes, cristianos y, si lo desean, también algunos de los profesores de religión judía. Así es también con motivo de las fiestas judías, el diálogo y la invitación a compartir continúa cada año para el párroco de Ramla. Antes de la pandemia del coronavirus también existía un grupo interreligioso que se reunía periódicamente y que volverá a hacerlo tan pronto como sea posible.

Además de la escuela, cada semana unos 130 niños asisten a la iglesia latina para el grupo de catequesis, además de 80 jóvenes del grupo de la Juventud Franciscana y de los que siguen la actividad espiritual de la Legio Mariae.

“San Nicodemo y San José de Arimatea eran miembros del Sanedrín que condenó a Jesús, pero tuvieron el valor de ir de noche a hablar directamente con él – recordaba fray Abdel Masih –. San José de Arimatea ofreció un lugar para enterrar a Jesús y ambos santos son importantes porque realizaron un acto de misericordia hacia Jesús crucificado. También nosotros deberíamos aprender de ellos”.

 

Beatrice Guarrera

Vea el vídeo y las fotos de la celebración de la Parroquia Latina de Ramla