44º Curso de Actualización bíblico-teológica

Del 23 al 26 de abril de 2019, en el convento de San Salvador de Jerusalén, se lleva a cabo el Curso de Actualización Bíblico-Teológica (CABT) organizado por el Studium Biblicum Franciscanum. “Profetismo y Apocalíptica” es el tema escogido para profundizar que se ha planteado a los ciento treinta participantes en estas jornadas.

 

El curso, concebido por el padre Bellarmino Bagatti, estaba destinado inicialmente a la formación permanente de religiosos y religiosas, pero después se ha extendido a profesores de religión y laicos expertos en materias bíblicas, sobre todo desde que el MIUR (Ministerio de Instrucción Pública, Universidad e Investigación italiano) lo aprobó como curso de actualización, autorizándole a emitir certificados de asistencia válidos para obtener créditos académicos. “El año pasado nos centramos en el Antiguo Testamento, para dejar claro que el profetismo va más allá de la Sagrada Escritura”, declaró fray Rosario Pierri, decano del Studium Biblicum Franciscanum, “y este año avanzamos sobre dos facetas: el profetismo y la apocalíptica, para demostrar cómo ha evolucionado la apocalíptica y cómo sus raíces están en el profetismo, pero mira a un futuro distinto, a una intervención de Dios”.

 

Las conferencias de la mañana se alternan con excursiones arqueológicas por la tarde, para que todos puedan conocer y comprender los temas tratados por los ponentes adentrándose en la realidad arqueológica de la época. Fueron varios los temas de debate propuestos por los expertos en las relaciones: de la profecía apocalíptica y la reacción ante la crisis a la profundización en el libro de Amós y Oseas, pasando por el libro de Zacarías y Ezequiel hasta los doce profetas menores, para terminar con el libro de Daniel, el origen del mal en el libro de Enoc y el análisis de las características de la comunidad de Qumran.

 

“Para nosotros, trasmitir lo que estudiamos a un público más amplio es un placer: es una de nuestras misiones y veo que los resultados son positivos” concluyó fray Pierri. “Realmente, le damos gracias al Señor por ello”. La clausura del curso está prevista el viernes 26 de abril, con la excursión final a Afek-Antipatris, la Torre de Estratón y Cesarea Maritima.

 

Giovanni Malaspina