El Santo Sepulcro vuelve a abrir sus puertas

Se vuelven a abrir las puertas de la Basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén. Por supuesto, todavía habrá que lidiar durante mucho tiempo con la obligación de mascarilla y gel desinfectante, pero tras dos meses es posible volver a visitar el lugar más sagrado de la cristiandad y participar en las celebraciones, manteniendo el límite máximo de 50 personas presentes en el interior del edificio.

Fr. SALVADOR ROSAS FLORES, ofm
Presidente Convento Santo Sepulcro
"En este momento las primeras novedades que un peregrino que viene a la Basílica del Santo Sepulcro encontrará será el portón abierto a la mitad y estas barreras. En la entrada encontrará la botella del gel: Se pide que lleven siempre puesta la mascarilla. Es lo que actualmente podemos ofrecer para garantizar la seguridad de todos: Los que vienen de afuera y nosotros que vivimos aquí."

La noticia llega tras varias etapas: Primero se flexibilizaron las medidas anticontagio en el país, después las iglesias latina, griega y armenia anuncian la reapertura oficial y comienzan las celebraciones con presencia de fieles. De aquí el acuerdo que permite que la gran puerta de madera permanezca abierta, aunque todavía no es posible acceder a todas las partes de la basílica.

Fr. FRANCESCO PATTON, ofm
Custodio de Tierra Santa
"Por el momento debemos gestionar con gradualidad el paso de la fase de casi total cierre —porque en realidad nunca ha habido un “cierre total”, dentro se continuaba celebrando— a una fase de plena apertura. Es una apertura gradual, y es una apertura que debe respetar además las normas acordadas con la policía. Esta fase de transición nos ayudará a entender si somos capaces o no de gestionar algo que es más complejo que en un santuario normal, donde hay una comunidad que lo gestiona todo, mientras que aquí las comunidades son al menos tres."

A primera hora de la mañana los frailes que viven en el interior de la Basílica acogen a los fieles en su entrada, y al inicio de la misa, celebrada como es costumbre ante el edículo del Sepulcro, los reciben con mucha emoción. La misma que la de esta mujer, originaria de la India.

MARY
"Antes venía aquí cada día, pero desde hace dos meses no había podido volver a entrar, me disgustaba mucho. Hoy estoy muy feliz. Gracias, muchas gracias."

Fr. SALVADOR ROSAS FLORES, ofm
Presidente Convento Santo Sepulcro
"La esperanza nos ha acompañado siempre: A pesar de que las puertas estuvieran cerradas, la esperanza de abrirla, de recibir nuevamente a los cristianos, de mostrar los santos lugares, de llevarlos nosotros mismos adentro… Esta esperanza permanece en nosotros."

 

Christian Media Center