Se presenta en Beirut el espectáculo “San Francisco y el Sultán”

El viernes 25 de marzo, en la sede de la UNESCO en Beirut y con motivo de la fiesta de la Anunciación se presentó la obra teatral “Francisco y el Sultán”.  Inspirada en el encuentro entre el santo de Asís y el sultán Malek al Kamil que tuvo lugar en Egipto en 1219, la representación estrenada la semana pasada obtuvo un éxito de público sin precedentes, con más de 1500 espectadores.

La Anunciación – como subrayó el padre Quirico Calella ofm, creador y diseñador de la obra – recoge y reúne a todos los libaneses pues se trata de un acontecimiento narrado no solo en los evangelios de Lucas y Mateo, sino también en el Corán (sura de María, 19). Incluso el ministro de cultura, S.E.Muhammad Murtada, que patrocinó la actuación en colaboración con la embajada italiana, reiteró este aspecto.  La producción reunió en el escenario a la filarmónica libanesa, la coral de la universidad de Notre Dame y el organista italiano maestro Cosimo Prontera bajo la dirección del maestro Khalil Rame, que es también el compositor de la obra. El libreto es del reconocido profesor Bartolomeo Pirno, revisado por fray Riccardo Ceriani y traducido al árabe por la Dra. Teresa Francis, profesora de arte en la universidad libanesa.

En la concurrida salaestaban presentes el nuncio apostólico monseñor Joseph Spiteri, una decena de ministros con sus consortes y los delegados de los diferentes grupos religiosos, los embajadores junto con las delegaciones diplomáticas, los frailes franciscanos de la Custodia de Tierra Santa con el ministro P. Feras Lufti y muchos amigos, entre ellos los representantes de la Asociación “Pro Terra Sancta”.

Del 20 al 25 de mayo próximo están programadas cinco representaciones en Italia: primero en las catedrales de Monopoli, Bari, Brindisi, luego en Asís, en la basílica de Sta. María de los Ángeles y finalmente en Roma, en la basílica de Ara Coeli.

Esperamos que a través de esta obra el mensaje de paz y fraternidad lanzado en Damieta hace 800 años por San Francisco y el sultán Malek al-Kamel llegue a los confines de la tierra.  El camino del diálogo, de la fraternidad y de la coexistencia pacífica es y sigue siendo la única vía posible y la mejor baza para el Líbano, para Oriente Medio y para el mundo entero.  Lo ha señalado muchas veces el papa Francisco en sus intervenciones y durante sus viajes a Palestina, Israel, Jordania, Egipto, Marruecos, Irak y Abu Dabi, donde firmó el documento sobre la “Fraternidad humana”, junto al gran imán de El Cairo, Dr. Ahmad Attayyeb.

 

Fr. Quirico Calella ofm