Sagrada Familia de Nazaret, un ejemplo de amor

Llamada “santuario de la vida” e “iglesia doméstica”, la familia fue el medio elegido por Dios para traer a Jesús al mundo. Según el Evangelio de San Mateo, un ángel se apareció en sueños a José y le dijo: “No tengas miedo de recibir a María como esposa, porque el que ha sido concebido en ella viene del Espíritu Santo”. Y la familia de Nazaret se convirtió en un ejemplo para el mundo.

Fr. BRUNO VARRIANO, ofm
Guardián y rector de la Basílica de la Anunciación – Nazaret
"A día de hoy es necesario contemplar una Familia Santa de Nazaret. Hoy vivimos el relativismo. Pero sobre todo es necesario contemplar los valores familiares, valores humanos, no solo espirituales de esta familia: de un padre que trabaja, de un padre que se ocupa de este hijo de Dios, que es hijo suyo jurídicamente, y que es dado por Dios a San José; de María, que se ocupa de su esposo y de su hijo. Los valores de una familia que tenía la dificultad de levantarse por la mañana e ir a trabajar en la ciudad de Séforis. También ellos vivieron la experiencia de refugiados, cuando debieron huir del rey Herodes para ir a Egipto. Muchas familias hoy se ven obligadas a emigrar a causa de la guerra, a causa de las dificultades en el trabajo. Esta Sagrada Familia de Nazaret es un auténtico ejemplo."

La fiesta de la Sagrada Familia se celebra en el contexto de la Octava de Navidad y nos invita a profundizar en el amor familiar también en las dificultades actuales y a tomar como modelo a Jesús, María y José.

En la Basílica de la Anunciación, franciscanos, peregrinos, cristianos locales y parejas que celebraban las bodas de oro o de plata se reunieron para la misa presidida por Fr. Francesco Patton, custodio de Tierra Santa. La homilía fue pronunciada por Fr. Marwan Di’des, párroco de Nazaret, que resaltó la conmemoración jubilar de la vida matrimonial y explicó: “¿De dónde viene la palabra jubileo? Viene de la Biblia. Dios da al pueblo la ley para seguir y estas leyes constituían una organización de vida. No solo por la ley, sino a través de la ley, Dios conducía a su pueblo a la santidad. Por ello cada 49 años había un año jubilar consagrado al Señor”.

Al final de la misa todos salieron en procesión en dirección al lugar en el que la Sagrada Familia vivió y recibieron la bendición.

LORENA CAVALCANTE GADELHA DE OLIVEIRA
Comunidad católica Shalom
“En este lugar que es muy fuerte para nosotros ver cómo la Sagrada Familia se dejaba conducir por Dios. Creo que, en primer lugar, la familia nace de este sí, la sagrada familia nace del sí a Dios para acoger y encarnar la voluntad de Dios en su propia vida.”

MATHEUS CORRARO MOREIRA
Seminarista
"Es muy especial participar en la celebración de la Sagrada Familia en este lugar en el que vivieron y habitaron, en el que nosotros podemos experimentar esta espiritualidad de Nazaret."