Las autoridades militares israelíes felicitan las navidades a la comunidad franciscana

Anticipándose a los otros grupos, las autoridades militares, encargadas de las zonas ocupadas, han venido, el 15 de diciembre, a San Salvador para felicitar las Navidades al P. Pierbattista Pizzaballa, Custodio de Tierra Santa, y a toda la fraternidad franciscana.

Estaban presentes, por parte israelí, el General Yousef Mishlev, gobernador militar de los territorios, el coronel Makil, el coronel Avi Figel, y otros militares. Por parte franciscana, además del P. Custodio y el P. Artemio Vítores, Vicario Custodial, participaron en el encuentro los demás miembros del Discretorio de Tierra Santa y el P. Ibrahim Faltas, encargado de la Custodia para las relaciones con las autoridades israelíes.

Estos encuentros no son protocolarios, sino que sirven sobre todo para conocerse e intercambiar ideas y afrontar problemas comunes. En este encuentro natalicio, che ha sido muy cordial y distendido y que ha durado unos 40 minutos – como exigen las fechas -, el P. Custodio – hablando siempre en hebreo – ha agradecido a las autoridades militares israelíes la colaboración y la buena acogida que han dado a las peticiones de los franciscanos. Se ha hablado especialmente de la situación de Belén y de las dificultades que el nuevo “check point” comporta para los peregrinos y para los demás, en vista sobre todo de las próximas fiestas navideñas. El gobernador militar israelí ha prometido que hará todo lo posible para que tanto los peregrinos como los cristianos locales puedan ir a Belén y celebrar allí la Navidad. Si ha constatado que, efectivamente, ha habido progresos en estas facilitaciones.

Los militares israelíes han deseado a los franciscanos y a todos los cristianos unas serenas y felices fiestas navideñas.
Compartiendo el café y la buena acogida, los franciscanos se esfuerzan en poner en práctica el principio que – como decía su Padre San Francisco – la buena relación con todos es el camino para la convivencia y un paso más hacia aquella paz que habían anunciado los ángeles a los pastores de Belén.