Jaffa: Bendición de la primera piedra de una nueva zona residencial

Domingo, 15 de enero. El Padre Custodio Pierbattista Pizzabala se ha desplazado hasta Jaffa para bendecir la primera piedra de una zona residencial financiada por la Custodia.
El proyecto nació cuando el Padre Abdel Masih ofm, por entonces responsable de la parroquia, informó a la Custodia de la dificultad del alojamiento para las familias cristianas. En esta zona periférica de Tel Aviv, frente al mar, la especulación inmobiliaria ha provocado desastres. Las pocas viviendas se venden o alquilan a precio de oro, y es muy difícil subsistir, especialmente las jóvenes parejas que tienen ingresos modestos.

Un gran terreno, previsto originalmente como cementerio, se ha dividido en dos partes. El proyecto preveía la construcción de 120 apartamentos, en cuya planta baja habría 27 locales para uso comercial. En el centro de la zona habría una Capilla con una gran sala para actividades parroquiales. Se construirá un jardín de infancia y se prevé también un ambulatorio.

El Padre Arturo ofm, actual párroco, ha invitado a la comunidad parroquial a hacer acto de presencia sobre el terreno en construcción, para participar en la ceremonia. Era una asamblea gozosa y llena de admiración por el proyecto, reunida en torno al Padre Custodio que, después de un momento de oración, junto con el p. Abdel Masih y al p. Arturo, ha dado lectura al proceso verbal de inicio de los trabajos, que después han firmado cada uno de ellos. El texto afirma que este año, 2006, tendrá lugar el inicio de las labores de construcción de la zona residencial, sobre la que se invoca la protección de San Francisco y San Antonio para que todo vaya bien, no sólo en lo tocante a los trabajos sino fundamentalmente por el mayor bien de la vida de los fieles y de toda la sociedad.
El documento junto algunas medallas-sigilo se han inserido en la piedra, que ha colocado el Padre Custodio.

En los locales de la Parroquia, el director general del proyecto y el arquitecto han ilustrado posteriormente los planos relativos a la construcción. Los representantes de la comunidad árabe, y un delegado de la comunidad israelí, han expresado su satisfacción por este nuevo desarrollo de la ciudad. El Padre Custodio, por su parte, ha recordado a la asamblea que la Custodia de Tierra Santa está atenta a las necesidades de la comunidad de Jaffa y ha exhortado a los fieles a ser fieles a la misión de ser “piedras vivas” en la construcción de esta parte del país.

MAB