Extraescolares para los fieles de la iglesia de Alepo

Además de la asistencia que proporciona a la Iglesia de Alepo (Siria) paragarantizar alimentos, salud y ayudas concretas, la parroquia franciscana ha centrado su atención en la reconstrucción de la parte humana. Normalmente, cualquier gran construcción empieza por los cimientos, y por eso la parroquia está centrando sus esfuerzos en los niños y jóvenes, ofreciéndoles apoyo en su itinerario formativo escolar. 

La idea de crear un programa de clases extraescolares nació después de varias reuniones entre los niños y jóvenes del Centro de Catequesis y en las actividades realizadas el verano pasado.  Los responsables observaron que la capacidad de aprender de los niños era reducida, así como su habilidad para aprovechar bien el tiempo de estudio. Por ello, pensaron que era necesario mejorar las habilidades de aprendizaje de los estudiantes.

Fray Ibrahim Alsabbagh, párroco de la iglesia de San Francisco de Asís de Alepo, durante una celebración eucarística anunció el comienzo oficial de las actividades extraescolares, pidiendo a Dios su bendición para este proyecto educativo necesario y urgente.

El proyecto nació en octubre de 2018 con la disponibilidad de veintisiete profesores voluntarios que en muy poco tiempo llegaron a veintinueve. Los treinta y ocho estudiantes sirios que participan en el curso han estudiado matemáticas, ciencias, árabe, inglés y francés.

Cuatro horas al día, cuatro días a la semana, alumnos de diferentes niveles de educación se reúnen en los bancos de la parroquia para estudiar las materias básicas del programa escolar. Algunos especialmente vulnerables son atendidos por un profesor particular.

Los padres también se han involucrado en esta iniciativa, con reuniones periódicas de seguimiento y a través de un canal específico de WhatsApp.

El proyecto de las extraescolares es importante porque satisface una necesidad real y los resultados positivos en las pruebas escolares son la demostración de buen trabajo realizado. También los padres han confirmado el valor positivo del programa.
Así mismo, el personal de la organización ha notado una mejora en el comportamiento de los alumnos y en las relaciones entre los profesores.

El primer semestre terminó hace poco, el segundo acaba de empezar y el número de estudiantes que asisten a las extraescolares parroquiales ha aumentado a cincuenta.

https://latinparishaleppo.org/en/