Una exposición de la Biblioteca de la Custodia para homenajear a Leonardo da Vinci

Fue inaugurada el lunes 4 de noviembre y permanecerá abierta al público hasta el viernes 8.  La muestra “FiveCenturiessince Leonardo da Vinci (1519-2019). Science and Technology in the Renaissance books owned by the Library of the Custody of the Holy Land in Jerusalem”celebra la grandeza de Leonardo Da Vinci quinientos años después de su muerte.  La exposición, en el salón de la curia custodial del convento de San Salvador en Jerusalén, se desarrolla a través de más de treinta volúmenes que se conservan en la Biblioteca General de la Custodia de Tierra Santa. Publicados entre los siglos XV y XVII en Europa, aún hoy dan testimonio de la enorme evolución del saber entre la Edad Media y el Renacimiento.

«Los volúmenes de la exposición tienen relación con Leonardo Da Vinci porque tratan temas muy queridos por él», explicaba el profesor Edoardo Barbieri, docente de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán y director de “Libros, Puentes de Paz”, el proyecto del CRELEB (Centro de Investigación europeo libro, edición, biblioteca) dentro del que se enmarca la muestra, en colaboración con ATS pro Terra Sancta. Los visitantes son guiados a través de un recorrido dividido en secciones temáticas: ciencias de la tierra, geografía y astronomía, botánica y zoología, medicina, geometría y arquitectura. 
«Entre estos libros, algunos podrían haber sido leídos por Leonardo, porque circulaban en su época – continúa el profesor Barbieri –. El De Sphaera Mundi, por ejemplo, es un libro que debía conocer porque era el manual básico de astronomía y todos lo conocían. Son libros que se acercan al mundo de la cultura de Leonardo y a lo que viene tras él». 

Asistieron también a la inauguración el Custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, el director de la Biblioteca, fray Lionel Goh y el director delPatrimonio Culturalde la Custodia, fray StéphaneMilovitch.
«Quiero recordar que uno de los colaboradores más importantes de Leonardo da Vinci fue un fraile franciscano, Luca Pacioli, estudioso de la geometría y las matemáticas – señaló fray Lionel – Con su conocimiento del griego y el latín, Pacioli ayudó muchísimo a Leonardo, que no sabía leer ninguna de estas dos lenguas antiguas.  Esto subraya que existe un vínculo muy fuerte entre la figura del científico italiano y los franciscanos».
Nuestra exposición concluye precisamente con la reproducción anastática de un texto de Luca Pacioli, donado por el abogado Paolo Tiezzi y traída a Jerusalén por el profesor Barbieri y sus alumnos, que colaboran con él desde hace tiempo. A ellos dedicó su agradecimiento el profesor, por haberse encargado de la exposición y del catálogo.

«Esta exposición atestigua la apertura del mundo franciscano a todas las ciencias y permite ver obras que han resistido el paso del tiempo», comentó el Custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton.
La muestra se puede visitar hasta el 8 de noviembre de las 9:00 a las 18:00, con entrada libre, en el salón de la curia custodial del convento de San Salvador en Jerusalén.

Beatrice Guarrera