Peregrinación a la ciudad de Jesús | Custodia Terrae Sanctae

Peregrinación a la ciudad de Jesús

Cafarnaún, sábado 13 de octubre de 2012

En un espectacular escenario natural como es el lago de Tiberíades, el sábado 13 de octubre se ha desarrollado en Cafarnaún la primera peregrinación con ocasión de la conmemoración de la entrada de Jesús en la ciudad. Cafarnaún es el lugar más significativo de los tres santuarios del lago, capital de la predicación y de la vida pública de Jesús, donde el Mesías enseñó el Evangelio del Reino de Dios y donde sanó enfermos y perdonó los pecados.
Al anochecer, celebrantes y fieles guiados por el padre custodio se han reunido a la orilla del lago donde se ha hecho memoria del episodio de la venida de Jesús desde Nazaret a Cafarnaún, como cuenta el evangelista Mateo, inmediatamente después del arresto de Juan. Aquí, predicando la conversión, se encontró con los primeros discípulos y les invitó a seguirle, para hacerles «pescadores de hombres».

Desde la orilla, la larga procesión de la asamblea ha atravesado cantando las ruinas de la ciudad para llegar a la blanca sinagoga, pasando junto a la casa-santuario del apóstol Pedro. A continuación dio comienzo la celebración eucarística, presidida por fray Pierbattista Pizzaballa, custodio de Tierra Santa, que contó además con la participación del arzobispo melquita, Mons. Elías Chacur, y bastante sacerdotes franciscanos y de otras comunidades cristianas, llegados de todos los rincones de la Tierra Santa. La participación de los fieles de las parroquias latinas de Galilea ha sido numerosa, viviendo el momento con gran emoción. En el centro de la liturgia de la Palabra, el pasaje de Marcos sobre la curación del paralítico bajado por el techo y la invitación posterior a sentarse en la mesa de Leví.

Durante su homilía, Mons. Elías Chacur ha puesto la atención en la importancia del trabajo de la Custodia de Tierra Santa, que siempre ha luchado por mantener la propiedad de los Santos Lugares en los distintos períodos históricos para custodiarlos y ponerlos a disposición de todos los fieles. A continuación, el padre Amyad Sabbara, párroco de Nazaret, ha destacado la importancia de la jornada vivida como momento de comunión. Al finalizar la misa, los jóvenes de la «Tau Band» de Acre han alegrado la ya festiva atmósfera, que ha terminado con un hermoso momento de comunión fraterna.
Esta celebración se suma a las peregrinaciones tradicionales realizadas en años anteriores: la del Anuncio de la Eucaristía, el tercer viernes de Cuaresma, y la de san Pedro apóstol, el 29 de junio.