Navidad en Belén

También este año la santa Navidad se ha festejado con la solemnidad que le es debida en la misma ciudad en la que el niño divino nació por nosotros hace más de dos mil años.
Según el ceremonial estrechadamente fijado por el status quo, que rige los santuarios compartidos por diversas confesiones cristianas en Tierra Santa, las celebraciones se iniciaron con el ingreso solemne de S.B. Mons.Michel Sabbah, Patriarca Latino de Jerusalén, en la Basílica de la Natividad de Belén. En torno a las dos de la tarde, bajo un cielo cargado de lluvia, los franciscanos custodios del lugar santo han recibido al Patriarca en la plaza de la milenaria Basílica. En la puerta de la misma el guardián del convento franciscano, P. Justo Artaraz, le esperaba para iniciar los ritos de Ingreso.

Después del ingreso en la Iglesia de santa Catalina, a través de la Basílica de la Natividad, el Patriarca se revistió del pivial para presidir la celebración solemne de las Primeras Vísperas de Navidad. A continuación se tuvo la Procesión a la Gruta que pudo oír los primeros vagidos del niño-Dios, procesión que los frailes menores realizan todos los días, pero que en ocasión de las navidades reviste una mayor solemnidad.

Por la noche, al repique de las campanas, dio comienzo la solemne Vigilia presidida por el Patriarca, a su lado el Obispo coadjutor S.E. Mons. Fuad Twal y S.E. Mons. Kamal, Obispo auxiliar de Jerusalén. Después del canto del Oficio de Lecturas continuó la S. Misa del Gallo. La larga celebración concluyó con la procesión a la Gruta en la se llevaba la imagen del Niño Jesús, se leyó el Evangelio de san Lucas mientras un diácono, Fr. César J. Román, acunaba la santa imagen y la envolvía en pañales de oro en el lugar del nacimiento y la trasladaba con gran amor al pesebre, lugar del altar latino.

La Misa estuvo animada por el canto de la Coral de Tierra Santa, dirigida por la Hania Sabbara y acompañada al órgano a cuatro manos por Margarita Guerra y P. Armando Pierucci, que para la ocasión compuso una partitura para la voz guía, asamblea y coro a 4 voces mixtas para las partes fijas de la Misa. El servicio litúrgico de las celebraciones y el servicio de orden para el desarrollo digno de las mismas lo llevaron a cabo los estudiantes del Estudiantado franciscano de san Salvador, venidos para la ocasión de la vecina Jerusalén. Al mismo tiempo diversos grupos de peregrinos celebraban en el Campo de los Pastores la Misa de Medianoche. La Comunidad rumano-católica celebró la eucaristía en la misma iglesia de santa Catalina hacia las tres de la noche. El día de Navidad el Patriarca celebró la Misa en la que participaron sobretodo los fieles de Belén.

Después se sucedieron celebraciones en diversas lenguas.
A las dos de la tarde la Comunidad franciscana, como es habitual en este día, peregrinó al Campo de los Pastores de los Griegos ortodoxos y al franciscano. La participación de los peregrinos ha sido más numerosa que los años anteriores, a pesar del frío y de la lluvia. También llegaron a Belén los extranjeros residentes en Jafo.