Celebración del onomástico del P. Pierbattista Pizzaballa, Custodio de Tierra Santa

El día 6 de febrero, memoria de los mártires del Japón santos Pedro Bautista, Pablo Miki y compañeros, hemos celebrado en el convento de san Salvador el onomástico del Padre Custodio coincidiendo el mismo día el onomástico del P. Armando Pierucci, organista de la Custodia. La celebración eucarística comenzó cerca del medio día. Estuvo presidida por el Padre Custodio con la participación de numerosos concelebrantes y fieles. En la homilía el P. Pierbattista Pizzaballa resaltó el valor de la cruz en los momentos difíciles de la vida a ejemplo de su patrono que dio la vida por Cristo.

En el comentario que hizo del evangelio resaltó la frase “estaré con vosotros hasta el final de los tiempos” a pesar de que muchas veces notemos la ausencia de Cristo, nuestra fe nos debe de ayudar para saber que Él está acompañándonos en nuestro camino. Al final de la eucaristía agradeció sinceramente la presencia de tantos amigos y el apoyo de sus oraciones en la difícil tarea de Custodio.

Seguidamente se pasó al refectorio para tener una comida fraterna. Después de la bendición el padre guardián Jerzy Kraj quiso pronunciar unas palabras de homenaje al P. Custodio y también al P. Armando. Y aprovechando este día festivo se quiso rendir un cariñoso homenaje a fray Vicente Grzyska, por sus 18 años al servicio de la Custodia. El P. Pierbattista Pizzaballa no dejó pasar la ocasión para recordar y agradecer la labor realizada por el P. Vicente mediante la lectura de la carta de que le había escrito.

Entre los invitados se encontraban numerosos religiosos venidos de los conventos de la Galilea y Judea. Miembros de la Quehillah, parroquia de expresión hebrea de Jerusalén. El nuevo director de la Casa de Santiago, Instituto Español Bíblico y Arqueológico, D. Javier Velasco. Los profesores de la Universidad Complutense de Madrid, D. Julio Trebolle Barrera y Pablo Torijano.

Antonio Alba